miércoles, 24 de noviembre de 2010

Trabajo integrador (ambiente y recursos)

Geografía de América Latina
Actividad complementaria “Ambiente y recursos en América Latina”

Atmósfera
1- ¿Qué es la atmósfera? ¿Cuál es su composición química? ¿Cuáles son sus capas?
2- ¿Cuál es la función de la atmósfera?
3- ¿Por qué el aire se mueve generando los vientos? ¿Qué es la presión atmosférica?
4- ¿Qué es la T° y cómo la modifican la latitud, la altura, la distancia al mar y las corrientes marinas?
5- ¿Qué es la humedad? ¿Cómo se producen las precipitaciones?
6- ¿Cuál es la diferencia entre tiempo atmosférico y clima?
7- Realiza un climograma con los siguientes datos de la ciudad de Manaos (Brasil) ubicada a 3° latitud sur – 60° longitud oese- 44 metros sobre el nivel del mar.

Mes E F M A M J J A S O N D
P mm 249 231 261 221 170 84 58 38 45 106 142 203
T °C 27 27 27 27 27 27 28 28 28 29 28 28

8) ¿Cuáles son los problemas ambientales urbanos?
9) Estudios de caso:

¿Por qué en Comodoro Rivadavia hace más frío que en Río de Janeiro?
¿Cuál es el motivo por el que en Guayaquil, a 6 m sobre el nivel del mar, hace más calor que en Quito, a 2879 m sobre el nivel del mar, si ambas ciudades están casi a la misma latitud?
¿Por qué no se producen lluvias orográficas en Buenos Aires?
¿Por qué se produce la acumulación de smog en Santiago de Chile, durante los meses de invierno?




Geosfera
1- Explica la teoría de la Tectónica de Placas. Ilustra con un dibujo o cualquier otra imagen.
2- ¿Qué es la erosión? Explica algunos procesos erosivos que se dan en la superficie terrestre.
3- Las sociedades han utilizado el recurso suelo a lo largo de la historia de diversas formas, una fue el cultivo en terrazas. Busca imágenes o realiza un dibujo. ¿Qué pueblos lo practicaban en nuestra región?.

Hidrosfera
1- ¿Cómo está dividida la hidrosfera (% de aguas superficiales, subterráneas y océanos)? ¿Cuál es la actividad humana qué más agua dulce consume?
2- ¿Qué es el cauce y qué es la cuenca de un río?
3- ¿Qué es un delta y qué es un estuario? Nombra ríos argentinos que desemboquen en cada una de esas formas.
4- Realiza un esquema o busca una imagen del relieve submarino (plataforma continental, talud, llanuras abisales, dorsales oceánicas, fosas).
5- Explica brevemente cada uno de los movimientos del agua marina (mareas, olas, corrientes marinas). ¿Qué influencia produce el mar sobre el clima?
6- ¿Qué utilización hacen las sociedades de los recursos hídricos (subterráneos y superficiales, ríos y mares).

Biosfera
1- ¿Qué es la biosfera?
2- ¿Qué diferencia encontramos entre la vegetación de la selva, el bosque, la sabana, la pradera y el desierto?
3- ¿Qué tipo de aprovechamiento de los recursos agrarios se hace según los suelos y climas (áreas templadas y subtropicales, áreas de montaña, mesetas áridas)?
4- Describe brevemente cómo es el aprovechamiento de los recursos forestales en nuestra región.



jueves, 18 de noviembre de 2010

Actividades económicas (primera parte)

Geografía de América Latina
Actividades económicas

1- ¿Qué son las actividades económicas y cuáles son los sectores en que se divide la economía de un país?
2-¿Qué es el ambiente?
3-¿Qué son los recursos naturales?
4-¿Qué importancia tiene la producción de materias primas para nuestra región?
5-¿Cuáles son las características comunes de la región en cuanto a organización del espacio agrario y tenencia de la tierra?
6-¿Qué fue la revolución verde?
7-¿Qué es la FAO y cuál ha sido el objetivo de su creación?
8-Describe las principales características de cada uno de los actores sociales de la agricultura latinoamericana.
9-Explica las características de la agricultura en áreas tropicales, templadas y de montaña.
10-¿Qué es la agricultura de regadío? ¿Dónde se aplica? ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?.
11-¿Qué es la agricultura sustentable? Explica las principales técnicas.

Son las que se orientan a la producción, la circulación y el consumo de bienes y servicios.
El sector primario es el que comprende las actividades dedicadas a la extracción o la explotación de los recursos naturales como la minería, la pesca, la explotación forestal, la ganadería y la agricultura. Debido a la creciente mecanización de las labores, este tipo de actividades requiere cada día menor número de trabajadores.
El sector secundario, es el que comprende las actividades dedicadas a transformar los productos primarios, ya sea mediante un proceso industrial o la construcción de un edificio, un puente, una ruta, etc También la transformación de energía. Las economías más estables y poderosas cuentan con una gran diversidad de industrias que garantizan el abastecimiento interno y proveen de bienes para ser exportados. Los bienes industriales poseen mayor valor de comercialización que los bienes primarios obtenidos por las actividades extractivas.
El sector terciario comprende las actividades de la comercialización de mercaderías, el transporte y la prestación de servicios brindados por profesionales como los médicos, los abogados, los economistas y los profesores, entre otros, y también los que no son profesionales (personal doméstico, de seguridad, etc.). Este sector se incrementa constantemente aun en los países menos desarrollados. Entre los servicios que más han crecido en los últimos años están aquellos dirigidos a satisfacer las necesidades de ocio y recreación, como el turismo y la gastronomía.
Existe un último sector, llamado cuaternario, que comprende todas aquellas actividades que requieren de una gran especialización y un alto nivel de responsabilidad, por ejemplo: la bioingeniería, la informática y los cargos gerenciales de grandes empresas multinacionales, entre otras. Este sector es poco representativo en los países menos desarrollados, donde el nivel tecnológico, el presupuesto estatal o la inversión privada son escasos o insuficientes para llevar a cabo estas actividades

Los componentes del medio natural, se ponen en valor a través de las actividades económicas, son transformados en recursos y se crea así el ambiente.

El ambiente es el entorno en el que se desarrolla la vida humana, es decir, donde vivimos las personas. En el ambiente están incluidas tanto las condiciones naturales de los lugares, como las construcciones y transformaciones que las sociedades realizan, a través del tiempo, con el fin de satisfacer sus necesidades de alimentación, abrigo, vivienda, obtención de energía, ocio y recreación, etc.

Los elementos y procesos naturales que las sociedades valoran y consideran útiles para satisfacer sus necesidades, y que pueden transformarse mediante el trabajo y la aplicación de tecnología, se denominan recursos naturales.
El aprovechamiento o uso de los recursos naturales tiene que ver con las necesidades presentes, pero también con el grado de desarrollo tecnológico alcanzado, con las costumbres y la cultura, con el modelo de organización económica que predomina, etc. Puede ocurrir que un mismo recurso natural sea la base de la economía de una sociedad mientras que otras comunidades no lo pueden aprovechar. Las limitaciones o las posibilidades de aprovechamiento dependen, en términos generales, de factores sociales, económicos, políticos y culturales.

Aproximadamente hacia el año 3000 A. C., el petróleo comenzó a usarse como betún. Así dejó de ser un simple elemento de la naturaleza para convertirse en recurso, esto es, un elemento que puede ser apropiado y utilizado en alguna actividad humana mediante el trabajo. Solo a mediados del siglo XIX surgió la necesidad social de su utilización en gran escala como el principal combustible, así como la tecnología necesaria para extraerlo y procesarlo.

América Latina: una economía basada en las actividades primarias

Los países de América Latina se han insertado en el Sistema Económico Mundial, luego de la Revolución Industrial, como productores de materias primas.
La economía de cada país tomó la fisonomía del o los recursos que se podían explotar en el momento de la independencia y organización económica de cada país (en general desde las primeras décadas del siglo XIX). Así, por ejemplo, Brasil es el primer productor mundial de café y caña de azúcar, Chile de cobre, México de plata, etc.
Esta especialización en un producto o en unos pocos, se denomina economía de monocultivo.

La actividad agraria

La actividad agrícola ocupa un rol fundamental dentro de las economías de la región. Aunque los países hayan tratado de diversificar sus producciones.
Ya se practicaba en nuestros territorios desde épocas prehispánicas, por parte de los pueblos originarios sedentarios; como los Aztecas en el actual territorio mexicano y los Incas sobre la costa del Pacífico, principalmente en territorio peruano, pero llegaron incluso al NOA argentino.

Organización del espacio agrario y tenencia de la tierra

La forma de organización del espacio agrario en cada país, va a depender de numerosos factores entre los que se destacan las condiciones naturales (relieve, clima, suelo, recursos hídricos), los antecedentes históricos, la inversión de capitales, la disponibilidad de mano de obra, el uso de tecnologías, etc.
Si podemos hablar de algunos rasgos comunes en toda la región.
Coexisten una agricultura comercial (altamente redituable y orientada a la venta en los mercados) y otra de autoconsumo o subsistencia (de escaso rendimiento y destinada al consumo familiar). Esta característica se relaciona estrechamente con el gran desequilibrio en la tenencia de la tierra: pocos propietarios poseen grandes extensiones de tierra (latifundios), mientras que la mayoría dispone de pequeñas parcelas, que resultan poco productivas (minifundios).
Los productos obtenidos en las explotaciones comerciales (sean latifundios o explotaciones medianas) se destinan a la venta tanto en el mercado interno como en el internacional. La mayoría de las explotaciones pertenecen a grandes empresas que invierten importantes sumas de capital en tecnología con el fin de obtener altos rendimientos. Los minifundios, en cambio, apenas producen para el consumo familiar y, si queda algún excedente, este se comercializa dentro del mercado local. Como consecuencia, los pequeños agricultores no logran reunir el capital suficiente para acceder a nuevas tecnologías que les permitan aprovechar la tierra en forma intensiva, es decir, obtener mayor cantidad de productos por unidad de superficie.
Estas desigualdades en la distribución de la tierra y de los ingresos han ocasionado fuertes contrastes sociales en la población rural latinoamericana, en la que predominan los sectores afectados por la pobreza y la marginalidad.

La revolución verde
Este programa, impulsado por la FAO (Food and Agriculture Organization) en la segunda mitad del siglo XX, buscaba incrementar y diversificar los rendimientos agrícolas en las regiones menos desarrolladas del mundo a partir de la implementación de un “paquete tecnológico” compuesto por semillas de alto rendimiento, plaguicidas, fertilizantes, sistemas de regadío, maquinarias, etc. Si bien los resultados de la revolución verde fueron positivos desde el punto de vista técnico y del aumento de la producción, sus consecuencias sociales fueron muy cuestionadas, ya que no todos los productores pudieron acceder a esas mejoras tecnológicas.

Los actores sociales de la agricultura

Tenemos las grandes explotaciones comerciales, los medianos y pequeños productores y los campesinos sin tierra.

Grandes explotaciones comerciales

De acuerdo con la actividad predominante y la forma de organizar la producción, las grandes explotaciones agropecuarias de América Latina reciben diferentes nombres.
Las plantaciones son propias de las áreas tropicales y subtropicales (América Central, el Caribe y Brasil). Por lo general, están en manos de grandes empresas extranjeras, que invierten en tecnología para obtener altos rendimientos. Suelen especializarse en un solo cultivo (monocultivo), por ejemplo, café, caña de azúcar, cacao, plátanos, etc.
Las haciendas existen en la región desde la época colonial y, si bien son propias de los países andinos, también se han desarrollado en México y en el interior de Brasil; en este último país, reciben el nombre de fazendas. Se dedican tanto a las actividades agrícolas como a las ganaderas y la producción se destina al consumo local y a la comercialización dentro del mercado local y regional.
Las estancias son establecimientos característicos de la Argentina y Uruguay. Ocupan grandes superficies y se especializan en la cría extensiva de ganado, aunque también suelen dedicarse al cultivo de cereales, de oleaginosas y de forrajeras.
En los últimos años, las grandes explotaciones, han ido incorporando otras actividades a las tradicionales, como el procesamiento y la comercialización de la producción. Para ello, hubo una fuerte inversión de capitales (en la mayoría de los casos de origen extranjero) que convirtieron a estas explotaciones en verdaderos complejos agroindustriales, también llamados agribusiness.

Medianos y pequeños productores

Otros protagonistas del espacio agrario latinoamericano son los pequeños y medianos productores rurales. Los primeros son campesinos pobres, propietarios de parcelas muy pequeñas, por lo general, heredadas y poco rentables, en las que se practica una agricultura de subsistencia. La producción de alimentos básicos, como maíz, papa, mandioca, etc., solo alcanza para cubrir las necesidades básicas del grupo familiar. En un nivel intermedio, se encuentran las explotaciones agrarias de mediana extensión, como las chacras argentinas, dedicadas al cultivo de frutas, legumbres y hortalizas con fines comerciales.

Campesinos sin tierra

Son el eslabón más vulnerable del espacio agrario latinoamericano. La carencia de tierras donde asentarse y trabajar hace que miles y miles de campesinos vivan en situaciones de extrema precariedad y pobreza.
En varios países, estos grupos sociales se organizaron para reclamar y, en algunas ocasiones, han ocupado tierras consideradas improductivas. Uno de los movimientos más importantes es el Movimiento sin Tierra (MST).

La diversidad agrícola

En la región se produce una gran cantidad y variedad de productos agrícolas. Esa diversidad agraria tiene que ver con las condiciones naturales de cada lugar, pero también con la tecnología que se aplica, ya que gracias a su aporte muchas regiones han mejorado o diversificado su producción.

Los cultivos tropicales

Los cultivos tropicales, como caña de azúcar, café, cacao, plátano, frijoles, mandioca, tabaco, etc., son los que se llevan a cabo en áreas donde la temperatura y la humedad son elevadas durante todo el año. Estas condiciones resultan muy favorables, pero también provocan serias dificultades.
Entre los beneficios se encuentran: la gran disponibilidad de luz solar favorece la fotosíntesis, fundamental para el crecimiento de los vegetales; la humedad ambiental satisface adecuadamente las necesidades de agua de las plantas, y las elevadas temperaturas permiten el desarrollo de una amplia gama de cultivos.
Dentro de las dificultades podemos mencionar: la combinación de temperaturas altas y humedad elevada hace proliferar hongos, insectos, malezas, etc.; la estacionalidad de las precipitaciones condiciona el calendario agrícola; las probabilidades de inundaciones y sequías son mucho mayores y, como consecuencia los suelos están más expuestos a la erosión.
Además de las dificultades generadas por las condiciones naturales, existen las problemáticas sociales, como el alto índice de pobreza y marginación de la población rural de la zona tropical. Según datos de la FAO, es allí donde se concentran los mayores niveles de pobreza y hambre. La mayor parte del campesinado depende de la agricultura para subsistir y cientos de miles de familias sin tierras están afectadas por la desocupación y la indigencia.
En el otro extremo tenemos las plantaciones, grandes propiedades en general de capitales extranjeros, dedicadas a los cultivos con alta demanda internacional: café, caña de azúcar, cacao, etc.

Cultivos de montaña

En la montaña, los cultivos se disponen en pisos según la temperatura. Así como la disminución de T° en un grado cada 180 metros, genera un escalonamiento de los ecosistemas; esta característica es utilizada para cultivar. Por ejemplo en las áreas tropicales, en el pie de las montañas se ubican los cultivos de climas tropicales y, a medida que se asciende y la temperatura va disminuyendo, encontramos cultivos de mayor adaptabilidad a los climas fríos. A su vez, serán más beneficiosas las laderas expuestas al sol y a los vientos húmedos.
La gran pendiente de los terrenos montañosos aumenta la velocidad de escurrimiento del agua de lluvia. Para poder cultivar y evitar el impacto de la erosión hídrica, se construyen terrazas o bancales sobre las laderas de las montañas.


Cultivos templados

En la Argentina, sobre todo en la pampa húmeda, la organización del espacio agrario ha dado lugar a una explotación comercial, muy tecnificada y productiva, basada en el cultivo de cereales y oleaginosas. Esta región cuenta con recursos naturales óptimos (clima templado con lluvias suficientes, relieve llano y suelos fértiles) y, además, se ha ido modernizando y, así, convirtiendo en una de las zonas agrícolas más importantes del mundo.
Los cultivos principales son los cereales, en especial trigo y maíz, las oleaginosas, como la soja, el girasol y el lino, y las forrajeras, como la alfalfa, utilizadas para la alimentación del ganado.
La región pampeana ha sido tradicionalmente una región agrícologanadera; sin embargo, los mayores rendimientos se alcanzaron en las últimas décadas gracias a la incorporación de fertilizantes, abonos, semillas seleccionadas y maquinarias especializadas que incrementaron la productividad de la tierra. Este proceso de modernización tecnológica coincidió con el aumento de la demanda internacional de trigo y soja, por lo que, en muchos sectores, la ganadería fue desplazada por la agricultura.
La notoria expansión del cultivo de soja por sobre otras actividades productivas recibe el nombre de proceso de sojización y es un fenómeno que afecta a la Argentina, Brasil, Paraguay, Bolivia y Uruguay. Presenta aspectos positivos, como el ingreso de divisas para los productores y sus países; y otros negativos como el alto impacto ambiental.

Agricultura de regadío

En América Latina, la agricultura de regadío se ha desarrollado en varias de las zonas de clima árido y semiárido, donde la escasez de agua limita el crecimiento y desarrollo de las plantas. Los sistemas de riego se implementan aprovechando el agua de las napas subterráneas o de los ríos cercanos, que se traslada por medio de canales o acequias hasta las zonas de cultivo.
El riego artificial constituye una excelente alternativa para cultivar en áreas con lluvias escasas, pero no todos los países y regiones han podido llevarlo a cabo, ya que para instalar estos sistemas hay que disponer del capital suficiente para realizar importantes obras de infraestructura (nivelación del terreno, construcción de canales, represas y diques).
México, Chile, Argentina y Perú son los países que más han logrado expandir su frontera agrícola (límite hasta donde se extiende el área cultivada) gracias a la utilización de obras de regadío. En Argentina la agricultura de las provincias de La Rioja, San Juan, Mendoza y Río Negro son absolutamente dependientes de estos sistemas.
El uso ineficiente de los sistemas de riego puede provocar la degradación del suelo.
Por ejemplo, si se aplican estos sistemas en lugares de pendientes pronunciadas, las posibilidades de erosión hídrica aumentan considerablemente ya que el agua de riego se escurre con mayor velocidad y provoca el lavado del suelo. Esto puede resolverse mediante una técnica muy sencilla que consiste en cultivar según las pendientes o en contorno, es decir, ubicando los cultivos de modo que corten la pendiente del terreno y frenen la velocidad del agua.
Por el contrario, si estos sistemas se instalan en zonas de escaso drenaje, el agua permanecerá estancada y anegará las zonas de cultivo. Como las aguas de riego disuelven las sales del suelo, cuando se evaporan, la sal queda concentrada en la superficie provocando un fenómeno conocido como salinización. Algunos de los países latinoamericanos más afectados por este proceso son Cuba, Argentina, México y Perú.
Para solucionar estas dificultades, se crearon sistemas de riego más sofisticados, como los de aspersión (imitando la lluvia) y goteo, pero su instalación es compleja y su costo elevado.


La agricultura sustentable

El monocultivo, la mala utilización de las aguas de riego, el uso masivo de agroquímicos y el intenso laboreo de la tierra han causado, en numerosas regiones de América Latina, severos daños ambientales, económicos y sociales.
Ante esta situación, distintos organismos internacionales, científicos, economistas y productores comenzaron a trabajar en forma conjunta en la búsqueda de nuevas alternativas, para una producción sustentable.
En líneas generales, una agricultura sustentable es aquella que mantiene la productividad del sistema a largo plazo, sin degradar los recursos naturales ni la calidad de vida de la población.
En este aspecto, es importante el rol que cumple la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación). Este organismo fue creado en 1945 con el objetivo de asegurar la nutrición, combatir el hambre y mejorar las condiciones de vida de la población rural a nivel mundial por medio del desarrollo agrícola y la conservación de los recursos naturales.
Algunas de las técnicas que permiten una agricultura sustentable son:
-La rotación de cultivos, que consiste en alternar durante el año, cultivos que extraen del suelo nutrientes diferentes y así lograr un equilibrio que permite conservar la fertilidad del suelo. También suelen combinarse las plantas de acuerdo con su color, su olor y las secreciones de sus raíces y, de ese modo, se reducen considerablemente los parásitos, insectos y malezas.
-La intersiembra consiste en sembrar hileras de dos cultivos diferentes en un mismo lote; por ejemplo, soja y girasol o maíz. Como tienen distintos tiempos de crecimiento, los cultivos pueden aprovechar mejor la luz y el agua.
-La siembra directa, o sistema de “labranza cero”, consiste en utilizar unas sembradoras especialmente desarrolladas para esto, que abren surcos, donde se depositan las semillas, sobre los rastrojos. Es decir no se rotura la tierra y el suelo nunca queda expuesto al aire libre, evitando la erosión hídrica y eólica.
-La agricultura de precisión, se basa en una combinación de tecnología satelital y la recolección de información de las áreas sembradas a través de sensores. Así se obtienen datos sobre la cantidad de humedad que requiere el cultivo, el tipo de nutrientes que necesita el suelo, en que sector del campo se deben aplicar fertilizantes, etc.
La Argentina es uno de los países de la región donde más se utiliza, seguida por Brasil.

jueves, 5 de agosto de 2010

Sociedad y recursos

Recursos ¿naturales?

La percepción de un elemento de la naturaleza como recurso por parte de la sociedad no depende de las características propias del elemento natural, sino del valor que los grupos sociales le asignan, según su mayor o menor potencialidad para satisfacer sus necesidades. Esas necesidades sociales van cambiando a lo largo del tiempo.
En el momento en que la sociedad valora, hace suyos y modifica –mediante la tecnología y el trabajo- los objetos naturales, estos se convierten en recursos.

Aproximadamente hacia el año 3000 a.C, el petróleo comenzó a usarse como betún. Así dejó de ser un simple elemento de la naturaleza para convertirse en recurso, esto es, un elemento que puede ser apropiado y utilizado en alguna actividad humana mediante el trabajo. Solo a mediados del siglo XIX surgió la necesidad social de su utilización en gran escala como el principal combustible, así como la tecnología necesaria para extraerlo y procesarlo.

*Tecnología: Comprende el conjunto de medios instrumentales –herramientas-, de conocimientos y de habilidades que el Hombre utiliza para intervenir sobre la naturaleza. La tecnología no implica, necesariamente, la utilización de maquinarias complejas; es tecnología tanto el uso de un hacha para talar un árbol como la utilización de máquinas cosechadoras en el campo o la construcción de un rascacielos en la ciudad.

Una clasificación de los recursos

La clasificación es una herramienta analítica que permite ordenar los datos de la realidad en función de objetivos específicos.
Tradicionalmente, los recursos se clasifican en función de su uso. La clasificación más conocida es la que los divide en renovables y no renovables.

Los recursos renovables (o de flujo) son aquellos que pueden reproducirse en las condiciones físicas y naturales actuales (independientemente del tiempo que demores su regeneración; por ejemplo un bosque o los cultivos agrícolas anuales.
Los recursos no renovables (o de stock) son los que están formados por masas limitadas de material. Se forman tan lentamente que, desde la escala temporal humana, pueden considerarse como fijos; por ejemplo, los minerales.

El manejo de los recursos

Los elementos naturales producen efectos sobre los grupos sociales, y viceversa. La influencia de la naturaleza está relacionada con características como por ejemplo, las condiciones climáticas, la disponibilidad de agua, la capacidad de los suelos para soportar usos agrícolas, entre otros.
La influencia de las sociedades sobre los ecosistemas, en cambios, se relaciona con la capacidad de manejo y de transformación de los distintos elementos naturales, ya convertidos en recursos. Cada sociedad adopta un determinado patrón de manejo de sus recursos, que está vinculada a la disponibilidad y el uso de determinadas tecnología.

El ecólogo argentino Jorge Morello,  distingue tres tipos de manejo: explotacionismo, conservacionismo y ecodesarrollismo. Estos procesos han predominado en diferentes momentos de la historia; en la actualidad las tres formas coexisten no solamente en distintas áreas del mundo, sino que en muchos casos se las puede encontrar dentro de las fronteras de un mismo país.

Explotacionismo: extraer mucho y rápido (etapa anterior a 1930)
Esta forma de manejo está sustentada en el uso masivo y acelerado de los recursos sin tener en cuenta las leyes naturales que gobiernan los ecosistemas, lo cual conduce a un rápido agotamiento.

Ante esta concepción de “sacar rápido y mucho”, se pasó de extraer los elementos naturales tal como se presentan (generalmente en forma dispersa) a concentrarlos en plantaciones. Por ejemplo, la hevea brasiliensis (árbol de cuya corteza se extrae el caucho) fue introducida en Malasia y concentrada en plantaciones; de este modo, se reemplazó la forma de recolección original, que se practicaba sobre la base del crecimiento natural en la selva amazónica brasileña.
En esta modalidad subyace una confianza absoluta en la tecnología, como medio capaz de obtener sustitutos para los recursos rápidamente explotados y agotados. La tecnología no solamente sirve para pasar de la recolección a la plantación, sino también para encontrar sustitutos sintéticos. Así, después de la Primera Guerra Mundial, comenzaron a obtenerse productos medicinales sintéticos, que sustituyeron a algunos de origen vegetal.

Conservacionismo: cuidar el ecosistema
A raíz de situaciones como la voladura de suelos en el Medio Oeste de los Estados Unidos, en la década de 1930, se comenzó a tomar conciencia de que hay leyes naturales que gobiernan el funcionamiento de los ecosistemas.  Entonces, se comenzaron a gestar ideas conservacionistas aplicadas al manejo de los recursos, caracterizadas por considerar los efectos negativos de la explotación incontrolada dominante hasta entonces.
El motor de estas prácticas es el concepto de escasez: ante la explotación sin límites, se pone en peligro la cantidad física (es decir, cuánto hay) de los elementos naturales disponibles. Como respuesta, se plantea la limitación de la explotación.
El conservacionismo no tuvo igual significado en todo el mundo. Mientras que en los países ricos la conservación de los recursos fue practicada con relativo éxito, en los países pobres se hizo casi imposible, ante situaciones de miseria extrema. En la mayoría de estos últimos países, los intereses extranjeros promovían el uso irrestricto de los recursos como forma de solucionar la pobreza, sobre todo si se trataba de productos intensamente demandados en los mercados. En muchos casos, la conservación de los recursos en los países ricos dependió del uso irrestricto que se hacía de los mismos recursos en los países pobres.

Ecodesarrollismo: en búsqueda del equilibrio
A partir de 1960, surgió la preocupación por los daños económicos y sociales producidos por la acumulación de residuos en los ecosistemas (acumulación). Esa acumulación generaba efectos negativos de importancia, como pérdida de fertilidad de los suelos, daños a las plantas y los animales, y cambios en los ciclos naturales de renovación.
En esa época se comenzaron a tomar en cuenta cuestiones como la posibilidad de cambiar patrones de consumo y de encontrar fuentes alternativas para la satisfacción de una misma necesidad.
El ecodesarrollismo es una forma de manejo en el que la explotación considera los tiempos naturales y los tiempos sociales. Propone utilizar los recursos de forma tal que se logren satisfacer las necesidades de las sociedades actuales sin comprometer las necesidades futuras, incorporándose en esta explotación la dinámica propia de cada ecosistema.
Sin embargo, es muy difícil practicar esta forma de manejo en todos los lugares del mundo. Los países pobres se ven en la disyuntiva de elegir entre la necesidad de desarrollo socioeconómico y la necesidad de que el manejo de recursos posibilite la supervivencia de la población actual sin comprometer el futuro de los sistemas naturales.

Riesgos y catástrofes

Inundaciones, sequías, erupciones volcánicas, terremotos, explosiones forman parte del comportamiento normal y esperable de la naturaleza y de los sistemas tecnológicos. Todos ellos representan momentos de procesos físicos, geológicos, hidrológicos y técnicos en constante desarrollo. Así, la crecida de un río es parte de su funcionamiento: en cierta época del año, los ríos crecen e inundan áreas anegadizas.
Cando estos eventos afectan a una sociedad determinada, se dice que ha ocurrido una catástrofe o un desastre. No constituye desastres mientras no se vincule a ellos una sociedad que, por diversos motivos, no está preparada para hacerles frente. Así, si un terremoto ocurre en un área despoblada, no es posible hablar de desastre, ya que no hay grupos sociales que sufran su impacto. Por eso es importante no confundir “desastre natural” con “fenómeno natural”.
Podemos definir un desastre o catástrofe como una situación detonada por un fenómeno natural (terremotos, erupciones volcánicas, tsunamis, deslizamientos de laderas, ciclones tropicales, sequías, inundaciones) o tecnológico (accidentes químicos, explosiones) que afecta a una sociedad dada. En general, los desastres ocurren de manera repentina y sus consecuencias se traducen en importantes alteraciones en la vida cotidiana del grupo social afectado: pérdidas de vidas, destrucción de bienes (carreteras, edificios, etc.), paralización de actividades productivas, interrupción de servicios públicos. Estas alteraciones generan graves trastornos en la estructura económica y social de la sociedad, lo cual determina la necesidad de ayuda y asistencia.

Entre los eventos naturales y tecnológicos se incluyen situaciones como sismos, inundaciones, huracanes, sequías, deslizamientos, erupciones volcánicas, derrames de petróleo, explosiones nucleares, accidentes químicos. Si bien todos ellos son diferentes entre sí, tienen una característica en común: son potencialmente peligrosos. Por tal motivo, se los define como amenazas o peligros, que, a su vez, se diferencian de cualquier otro fenómeno natural o evento físico porque se les reconoce una potencialidad de dañar a un área poblada o con infraestructura.
Entre las características de la sociedad se incluyen todas aquellas que la vuelven incapaz de responder correctamente a la amenaza: pobreza, viviendas mal ubicadas, bajos niveles de organización del gobierno, información escasa, bajos niveles de educación, desigualdad social. A este conjunto de factores se lo denomina vulnerabilidad.
Esto significa que el evento natural o tecnológico constituye un peligro potencial siempre que exista una sociedad vulnerable a su ocurrencia.

Principales características naturales

Una de las razones para conocer las condiciones naturales, es que el aprovechamiento de sus elementos y procesos es indispensable para la vida humana, y conocerlos permite aprovecharlos mejor y no destruirlos.

Las formas del relieve

América Latina presenta una disposición general de las formas del relieve bien característica: al oeste se encuentran las cadenas montañosas altas y continuas, hacia el este se observan diversos conjuntos de sierras y mesetas de alturas menores y formas más suaves, y en las áreas centrales están las grandes llanuras.

¿A qué se debe esta disposición? Para responder esta pregunta, podemos recurrir a la teoría de la tectónica de placas. Las montañas del oeste son el resultado de procesos orogénicos (por los cuales se forman las cadenas montañosas), producidos cuando las grandes presiones generadas por el choque de las placas tectónicas, provocaron el ascenso y plegamiento de los materiales acumulados entre una placa y otra. Los relieves del este, en cambio, son el resultado de procesos de ascenso de las placas. En ambas formas de relieve, la acción de los agentes externos erosionó las superficies. Como los relieves del este son más antiguos, han estado sometidos a la erosión por mucho más tiempo y, por esta razón, sus formas son más suaves y redondeadas. En cambio, los relieves del oeste no sufrieron tanto desgaste porque se formaron más recientemente.
La erosión de estos relieves produjo sedimentos que fueron acumulándose y dieron lugar a la formación de las grandes llanuras aluviales y sedimentarias del centro. El agua y el viento fueron los principales agentes que transportaron estos sedimentos.

*La teoría de la tectónica de placas. Según esta teoría, la capa más superficial de la superficie terrestre, denominada litosfera, está formada por varios bloques rígidos llamados placas tectónicas. Estos bloques flotan sobre una capa de material rocoso fundido que está a mayor profundidad: la astenósfera. En algunos lugares este material asciende y, al enfriarse, se solidifica y expande la litosfera; al hacerlo, empuja las placas y hace que estas choquen entre sí. En la línea de contacto o choque, llamada de subducción, una parte del material vuelve a hundirse, mientras que otra parte asciende a causa de las grandes presiones laterales que sufre.

Grandes unidades de relieve

Macizo andino

En territorio mexicano se distinguen dos cadenas montañosas (sierras Madre Oriental y Occidental), que rodean una meseta. En esta se concentra la población, debido a la existencia de minerales, como la plata, y al clima templado (la T° disminuye 1° cada 180 m).
Costa de gran atractivo turístico, con llanuras litorales y clima cálido y húmedo.
El istmo de Tehuantepec de 200 Km de ancho separa, desde el punto de vista físico, América del Norte de América Central.

En América Central Ístmica, recorre prácticamente toda la región, sobre la costa del Pacífico (mayores alturas al sur de México y en Guatemala). Se distinguen pisos de vegetación en la montaña; el más bajo está ocupado por la selva, luego tenemos los bosques y finalmente la zona fría, con vegetación escasa. Abundan los volcanes.
Los suelos son muy fértiles y se utilizan en general para el cultivo de productos tropicales como frutas, caña de azúcar y café.
En las costas de ambos océanos tenemos las llanuras litorales.
Todas las islas de América Central Insular están recorridas por cordilleras volcánicas.
El Río Atrato, en Colombia, separa América Central, de América del Sur.

En América del Sur, bordea la costa del Pacífico a lo largo de 8500 Km, desde Venezuela hasta el sur de Argentina, se continúa en las Antillas australes y la Península Antártica.
Se pueden reconocer tres sectores bien definidos:
-Andes del norte o septentrionales, que van desde Venezuela hasta el sur de Ecuador. Las principales ciudades se encuentran en la montaña, debido al clima. La vegetación se diferencia en pisos, según la altura.
La cordillera está dividida en numerosos cordones, que a veces se unen en sectores llamados nudos. Entre los cordones fluyen ríos torrentosos y caudalosos, alimentados por las lluvias y el deshielo. En el sector venezolano se practica una intensa actividad petrolera, mientras que en Colombia prima la agricultura.
-Andes centrales, que van desde Perú hasta la provincia de Catamarca en Argentina. También hay numerosos cordones montañosos. En la zona del altiplano boliviano hay una gran riqueza minera.
La ladera oriental recibe la humedad de los vientos del este y se desarrolla la selva de las yungas. La ladera occidental presenta un desierto costero por acción de la corriente fría de Humboldt.
-Los Andes del sur o meridionales, tienen una primera porción árida, hasta Neuquén y muy elevada. Allí encontramos el cerro Aconcagua (Mendoza, 6959 m). Presenta yacimientos de diversos minerales.
Al sur de Neuquén el clima es húmedo del lado chileno, por los vientos provenientes del Pacífico; que pasan al lado argentino con escasa humedad.
En Tierra del Fuego la cordillera cambia de sentido, comienza a correr de oeste a este, reaparece en la Isla de los Estados y en la Península Antártica. En esta isla por la menor altura de las montañas y su disposición, pueden llegar los vientos húmedos y se desarrolla el bosque de coníferas.

Las llanuras

Ocupan un tercio del territorio. Las principales coinciden, en gran medida, con  las cuencas hidrográficas del Orinoco, del Amazonas y del Plata.

Llanos del Orinoco
Sobre los territorios de Colombia y Venezuela. Están recorridos por el río Orinoco, de 3000 Km de largo, que nace en el Macizo de Guayania y desemboca en el océano Atlántico, formando un delta.
El bioma predominante es la sabana (hierbas con manchones de bosques).
Actividad dominante es la ganadería.

Llanura del Amazonas
Ocupa gran parte del territorio de Brasil, y también de Guayana Francesa, Suriname, Guyana, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia.
Está recorrida por el río Amazonas, de 7000 Km de largo, que nace en los Andes peruanos y desemboca en el Océano Atlántico.
El clima es cálido y húmedo. El bioma es de selva tropical (vegetación en estratos y gran diversidad biológica).
Tradicionalmente se utilizó para la extracción de maderas, actualmente es importante la cría de ganado.

La llanura platense
Ocupa parte de los territorios de Argentina, Brasil, Paraguay, Bolivia y Uruguay. Está recorrida por los ríos Paraná y de la Plata.
Tiene clima cálido al norte y templado al sur. Las precipitaciones disminuyen de este a oeste.
Se distinguen dos áreas:
-El Chaco, al norte; con bioma de bosque xerófilo. Gran explotación de las especies arbóreas.
-La Pampa, al sur; con bioma de pastizal. Gran actividad agrícolo-ganadera.

* Cuenca: Territorio cuyas aguas afluyen todas a un mismo río, lago o mar.

Sierras y mesetas

El macizo de Guayania (norte de América del sur)
Ocupa parte de Venezuela, norte de Brasil, Guyana, Suriname y parte de Guayana Francesa.
Es un macizo muy fracturado por el plegamiento andino. Recorrido por gran cantidad de ríos. Predominan las sabanas y los bosques en galería.
Se explotan minerales.

El macizo de Brasilia. (este de América del sur)
Abarca parte de Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina.
Macizo antiguo fracturado por el plegamiento andino (hace 70 millones de años). Por las fallas corren ríos hacia el Atlántico y hacia la cuenca del Plata (Paraná, Uruguay e Iguazú).
El clima en general es cálido y húmedo; y el bioma de selva tropical. Por su extensión en los bordes tenemos otros climas y biomas.
Gran deforestación, porque es el principal lugar de asiento de la población brasilera y por la importante actividad agrícolo-ganadera.

El macizo patagónico
Se encuentra entre el río Colorado y el Estrecho de Magallanes. Se prolonga en las islas Malvinas.
La orogenia andina lo fracturó, formando escalones que descienden hacia el Atlántico y termina en una costa acantilada.
Atravesado por ríos que nacen en los Andes.
Clima frío y árido. Bioma de estepa (arbustos xerófilos aislados).
En la meseta hay importantes yacimientos de hidrocarburos y minerales. También se practica la ganadería ovina. En los valles de los ríos se asienta la población y se practica la agricultura bajo riego.

Las condiciones climáticas

La ubicación de América Latina en el globo terrestre y su gran desarrollo latitudinal, es decir, en sentido norte-sur, definen, en general, las condiciones climáticas de la región. Gran parte de América Latina se encuentra en la zona cálida, en torno a la línea del Ecuador, y solo el extremo meridional de América del Sur se ubica en zonas frías. La circulación atmosférica general, que se expresa en los vientos, determina la distribución de las precipitaciones y su variación según las estaciones del año.
Estas condiciones climáticas, a su vez, son modificadas por otros factores. Algunos son:
-La distancia al mar, que origina la existencia de climas oceánicos (más húmedos y con menor amplitud térmica) o continentales (más secos y con mayor amplitud térmica).
-Las corrientes marinas (o sea, las grandes masas de agua cálida o fría que se desplazan dentro de los océanos), que modifican las temperaturas de las zonas que atraviesan.
-El relieve ya que, por un lado, los cordones montañosos impiden la circulación de los vientos húmedos provenientes del océano y, por otro lado, la altura provoca la disminución de la temperatura a medida que se asciende (1° cada 180 metros).



Los biomas

Los biomas son grandes áreas en las que predominan algunas especies vegetales y animales que mantienen relaciones estables entre sí en un marco de condiciones físicas similares. Las selvas, los desiertos o los bosques son ejemplos de biomas que podemos encontrar en América Latina.
También podemos decir que los biomas constituyen conjuntos de ecosistemas que se clasifican sobre la base de las características de las plantas verdes que los forman.
La biodiversidad (o variedad de vida) es enorme en todos los biomas, incluso en algunos donde no es tan evidente, como en los desiertos. Esta diversidad constituye una gran riqueza que los seres humanos utilizan o podrían utilizar. Tradicionalmente, los biomas han sido explotados para extraer sus elementos útiles (por ejemplo, los árboles destinados a la obtención de madera). En otros casos, fueron modificados con el fin de adecuarlos a otras actividades (como el uso del suelo para la agricultura).
Esta transformación provocó profundas alteraciones en los biomas, a tal punto que en muchos lugares casi no pueden reconocerse sus características originales, como sucede con las praderas, debido a la expansión de las actividades agrícolas y ganaderas.

Tipos de bioma según la disponibilidad de calor y de agua en el suelo
Bioma
Características de la vegetación
Disponibilidad de agua en el suelo y temperatura
Selvas y bosques
En general presenta estratos diferenciados: árboles, arbustos y hierbas.
Grandes cantidades de agua en el suelo y mucho calor.
Sabana
Combinación de árboles y pradera; presenta árboles espaciados o agrupados y bordeados por hierbas y arbustos.
Transición entre las necesidades del bosque y de la pradera.
Pradera
Compuesta en su totalidad por hierbas con una cobertura continua o discontinua.
Moderada escasez de agua en el suelo; calor moderado.
Desierto
Ligera cobertura a base de plantas dispersas.
Escasez extrema de agua en el suelo; adecuado calor.
Tundra
Arbustos enanos, musgos, líquenes a modo de estrato continuo o en agrupaciones.
Insuficiente calor.


Actividades (primera parte)

1- Contesta V o F y justifica tus respuestas

- El petróleo en el año 3500 a. C, ya era un recurso natural.
- Un mineral que no sirve para satisfacer ninguna necesidad de la sociedad es un recurso natural.
- Un elemento de la naturaleza que podría satisfacer las necesidades de un grupo social, pero que no puede obtenerse por falta de tecnología adecuada es un recurso natural.
- Un elemento de la naturaleza que satisfacía las necesidades de una sociedad, pero con el tiempo dejó de serle útil ya no es considerado un recurso natural.
- Cuando utilizo un destornillador no estoy aplicando tecnología.

2- ¿Cuál es la clasificación más frecuente para los recursos naturales? Da ejemplos de los distintos tipos.

3- Realiza un cuadro en el que expliques las principales características de los tres tipos de manejo de los recursos y los momentos en que fueron predominantes. ¿Actualmente hay algún tipo que ya no exista?.

4- ¿Cuál es la diferencia entre un “fenómeno natural” y un “desastre natural”? ¿Qué significa que una sociedad sea vulnerable?


Actividades (segunda parte)

- Divídanse en cuatro grupos. Cada grupo deberá preparar una clase, utilizando como material de base el proporcionado por la profesora.
- Tendrán que agregar material propio, investigar sobre los temas específicos que se les encomienden e ilustrar la clase con afiches, mapas y láminas.
- Para finalizar realizarán  un resumen escrito de la clase y una actividad para que resuelva cada uno de los otros grupos.

domingo, 25 de abril de 2010

Imágenes latitud y longitud - datos estadísticos












 -Por continentes o regiones, Asia concentra el 60,7% de la población total; América el 13,6%, África el 13,2%, Europa el 12% y Oceanía el 0,5%.

-EUROPA:
733 millones de habitantes  
-ASIA:
4.010 millones de habitantes.
-AUSTRALIA Y NUEVA ZELANDA:
En Australia 21 millones de habitantes
En Nueva Zelanda 4,2 millones.
-ÁFRICA:
944 millones de habitantes.

-AMÉRICA:
-América del Norte:
Los 335 millones se reparten desigualmente: EE.UU con 302 millones de habitantes y una
densidad media de 31 hab/km2, frente a los 32,9 millones y 3 hab/km2 de Canadá. La densidad
media es de 15 hab/km2, lo que prueba la existencia de fuertes contrastes de poblamiento:
-Vacío demográfico septentrional: más del 90% de la población canadiense vive en una
franja de 300 Km desde la frontera de EE.UU.
-Más de la mitad de los norteamericanos vive en la fachada oriental, región de los
Grandes lagos y valle San Lorenzo: megalópolis de más de 500 hab/km2
-1/3 de la población vive en las llanuras centrales.
-En la zona occidental se concentra el 15% de la población, en el litoral, en California
principalmente.
-La población es fundamentalmente urbana, más del 75%
-AMÉRICA LATINA:
Los 569 millones constituyen el 12% de la población mundial, lo cual no es mucho en relación
con su superficie (15%), lo que se traduce en una densidad de conjunto relativamente baja (28
hab/km2).
- América Central posee 148 millones de habitantes, con densidades de 60 hab/km2;
desde los 14 hab/km2 de Belice, los 54 de México o los 327 de El Salvador.
- El Caribe con 40 millones de habitantes tiene unas altas densidades de 171
hab/km2. La mayor parte de la población se concentra en las Antillas Mayores,
reuniendo casi el 90% del total: Cuba 11,2 millones; Jamaica 2,7; Puerto Rico 3,9;
Rep. Dominicana 9,4; Haití 9. Pero existen fuertes contrastes en cuanto a la
densidad: los 93 hab/km2 de Cuba o los 24 de Bahamas frente a los 647 de
Barbados, los 195 de Antigua y Barbuda, los 288 de Granada, los 323 de Haití, los
445 de Puerto Rico…
- América del Sur con 381 millones y una densidad media de 21 hab/km2 se
distribuyen de la siguiente manera:
-Amplios vacíos demográficos en la Cuenca del Amazonas, la Patagonia, la meseta
del Matho Grosso…
-Oposición centro-periferia. Vacíos demográficos en el interior y franjas litorales
relativamente pobladas.
-Contrastes entre fachadas: la fachada septentrional y oriental están más pobladas
que la occidental. En la fachada este existe una banda de poblamiento relativamente
continua, desde la desembocadura del Amazonas hasta los 40º sur. Cuenta con
densidades medias, excepto en zonas urbanas de Recife, Río de Janeiro-Sao Paulo,
Río de la Plata. La fachada oeste contrasta zonas densamente pobladas con vacíos
demográficos (Desierto de Atacama). Las mayores densidades se dan en “oasis”
litorales de Ecuador o Perú y en las latitudes templadas chilenas.
-El altiplano andino está densamente poblado: Colombia, Perú, Ecuador o Bolivia.
-Posee niveles altos de urbanización (76% para el continente en su conjunto),
superando el 80% en países de la zona templada, como Argentina

Datos países América Latina



País o territorio Capital Idioma Población acutal Superficie en Km2 Densidad de Pob. Dependencia Subcontinente



hab/Km2



Argentina Buenos Aires Español 40.677.348 2.766.889 14,70 Estado independiente América del Sur



Chile Santiago Español 16.454.143 756.945 21,74 Estado independiente América del Sur



Colombia Bogotá Español 109.955.400 1.138.914 14,70 Estado independiente América del Sur



Costa Rica San José Español 4.195.914 50.700 82,76 Estado independiente América Central ist.



Cuba La Habana Español 11.423.952 110.861 103,05 Estado independiente América Central ins.



Ecuador  Quito Español 13.927.650 283.561 49,11 Estado independiente Améric del Sur



El Salvador San Salvador Español 7.066.403 21.040 335,86 Estado independiente América Central ist.



Guatemala Guatemala Español 13.002.206 108.890 119,41 Estado independiente América Central ist.



Honduras Tegucigalpa Español 7.639.327 112.090 68,15 Estado independiente América Central ist.



México México DF Español 109.955.400 1.967.183 55,89 Estado independiente América del Norte/Central



Nicaragua Managua Español 5.785.846 130.000 44,51 Estado independiente América Central ist.



Panamá Panamá Español 3.292.693 77.080 42,72 Estado independiente América Central ist.



Uruguay Montevideo Español 3.477.778 176.215 19,74 Estado independiente América del Sur



Venezuela Caracas Español 26.414.815 912.050 28,96 Estado independiente América del Sur



Paraguay Asunción Español y Guaraní 6.831.306 406.752 16,79 Estado independiente América del Sur



Perú Lima Español, Quechua 29.180.899 1.285.216 22,71 Estado independiente América del Sur



Bolivia Sucre/La Paz y Aimará 9.247.816 1.098.581 8,42 Estado independiente América del Sur



Brasil Brasilia Portugués 191.908.598 8.511.965 22,55 Estado independiente América del Sur



Haití Puerto Príncipe Francés 8.924.553 27.750 321,61 Estado independiente América Central ins.



Antigua y Barbuda St. John's Inglés 69.842 442 158,01 Estado independiente América Central ins.



Bahamas Nassau Inglés 307.451 13.930 22,07 Estado independiente América Central ins.



Barbados Bridgetown Inglés 281.968 431 654,22 Estado independiente América Central ins.



Belice Belmopán Inglés 30.127 22.960 1,31 Estado independiente América Central ist.



Rep. Dominicana Santo Domingo Inglés 9.507.133 48.730 195,10 Estado independiente América Central



EEUU Washington DC Inglés 303.824.646 9.363.123 32,45 Estado independiente América del Norte



Granada Saint Georges's Inglés 90.343 344 262,63 Estado independiente América Central ins.



Guyana Georgetown Inglés 770.794 214.970 3,59 Estado independiente América del Sur



Jamaica Kingston Inglés 2.804.332 10.990 255,17 Estado independiente América Central ins.



St. Kitts y Nevis Basseterre Inglés 39.619 267 148,39 Estado independiente América Central ins.



San Vicente y las Granadinas Kingstown Inglés 118.432 388 305,24 Estado independiente América Central ins.



Santa Lucía Castries Inglés 172.884 620 278,85 Estado independiente América Central ins.



Trinidad y Tobago Puerto España Inglés 1.047.366 5.130 204,16 Estado independiente América Central ins.



Canadá Ottawa Inglés y Francés 33.212.696 9.976.239 3,33 Estado independiente América del Norte



Surinam Paramaribo Holandés 475.996 163.270 2,92 Estado independiente América del Sur



Dominica Roseau Inglés 72.514 750 96,69 Estado independiente América Central ins.







Puerto Rico San Juan Español e Inglés 3.958.128 EEUU América Central ins.



Antillas Neerlandesas Holandés 225.369 Países Bajos América Central ins.



Aruba Holandés 101.541 Países Bajos América Central ins.



Bermudas Inglés 66.536 Reino Unido América del Norte ins.



Groenlandia Danés 56.326 Dinamarca América del Norte ins.



Islas Caimán Inglés 47.862 Reino Unido América Central ins.



Islas Vírgenes Británicas Inglés 24.004 Reino Unido América Central ins.



Islas Turcas y Caicos Inglés 22.352 Reino Unido América Central ins.



Montserrat Inglés 9.638 Reino Unido América Central ins.



Anguilla Inglés 14.108 Reino Unido América Central ins.



Islas Vírgenes Estadounidenses Inglés 10.821 EEUU América Central ins.



Saint Pierre y Miquelon Francés 7.044 Francia América Central ins.



Islas Malvinas Inglés 3.06 Argentina (dep. RU) América del Sur ins.



976.731.919







Bolivia: Sucre (Poder Judicial) La Paz (Poder Ejecutivo y Legislativo)



ins.= insular



ist.= ístmica